Pensamientos y hechos

 

  • En psicología y en metafísica se han levantado altares a las ideas más absurdas.
  • Alerta frente a los grupos de supuestos tontos o de supuestos oprimidos, que, como vulgarmente se dice, están jodiendo a los listos y chupando la sangre a los que supuestamente les oprimen.
  • Pulula por el mundo mucho nazi vestido de indefensa muñeca o de cándido progre.
  • Como cada año, he evitado el grotesco espectáculo de los premios Goya de la cinematografía española. Cuanto menos, resulta patética la imitación que se hace de los premios Oscar. Aparecen varios cientos de actores vestidos de etiqueta que viven a costa del erario público con subvenciones millonarias y cuyas películas solo las ven ellos o no se estrenan debido a su calidad ínfima. 76 millones de euros de subvención más la obligación impuesta por el gobierno a las televisiones para que produzcan sus películas. Todo un derroche.
  • La sistematización y laboriosidad en el trabajo son las claves para tener éxito en cualquier empresa. Grandes talentos se han desperdiciado por no tener esto en cuenta. La estricta educación de los judíos y de los calvinistas lo pone en evidencia: el 55 % de los premios Nobel de Ciencias han sido otorgados a personas educadas en la ritualidad judaica; el gran éxito del capitalismo anglosajón hay que atribuirlo a la estricta educación calvinista.
  • La amistad, menos volátil que el amor, tal vez sea el bien más preciado para soportar los rigores de la vida.
  • Poseemos una conciencia que prevé a toda marcha los sucesos inmediatos. Cuando no aparece algo imprevisto, cuando no aparece la sorpresa, esa conciencia puede caer en el aburrimiento, en la falta de gratificación que aporta lo raro, lo sorprendente.
  • El desarraigo que exhibe mucha gente, y que lo acompaña con odio hacia la sociedad en que viven, incrementa su odio. Un español es un hombre que arrastra consigo –en en su imagen y en sus gestos—toda su historia; no solo la personal sino también la historia de aquellas gentes, hechos y sucesos con los que se ha ido identificando desde pequeño. El amarlos le otorga importancia, arrogancia, satisfacción, orgullo. Si reniega de ellos, si los aborrece, si, consecuentemente, carece de referencias a las que agarrarse para asentar su existencia, el tal individuo caminará por la geografía de su vida como un mutilado, como un amargado lleno de resentimiento, tal como el individuo que no encuentra lugar donde refugiarse de las inclemencias del tiempo, como un individuo al que se han cerrado todas las puertas, aquel que no puede llevar contento en su corazón un pedazo de su historia patria porque la aborrece.
  • Ante la inseguridad que la Globalización plantea para un futuro próximo, la gente, o bien busca el refugio del nacionalismo, esto es, en volver a las esencias tribales, o bien busca desahogarse en el populismo, tipo éste de indignada gente que pretende destruir todo lo que existe sin saber qué construir después. Ese nacionalismo lo vemos en Cataluña o  con Marine LePen en Francia, mientras que el Populismo está presente en España con Podemos.
  • La izquierda española nunca vive en la realidad sino en el onírico mundo que le traza su deseo; también en sus juicios es ilusa, no considera lo que las cosas son y como son, sino como deberían ser.
  • Muchos que se dicen altruistas intentan redimirse a sí mismos redimiendo a los demás.
  • Confieso que, como a Kant, me gusta el desfile de los ejércitos y la histeria o el entusiasmo colectivos. Tal vez me gusten ese tipo de sucesos porque me percato de que yo también resulto poco coherente con mis ideas y principios.
  • Más poder que las creencias de las que uno hace alarde suele tener la sumisión al líder. Expongo dos ejemplos que lo muestran: en el año 587 Recaredo, rey de España, se convirtió del arrianismo al catolicismo, e inmediatamente se convirtió todo el reino; en 1979 se celebró un Congreso extraordinario del PSOE: cuando empezó, el cien por cien era marxista, cuando concluyó, sólo se declaraban así el 15%: Felipe González había dejado de ser marxista.
  • Muchos están enamorados de la idea de amor a la humanidad porque no son capaces de amar a nadie y están llenos de resentimiento y rencor. La indignación que sienten por su falta de amor y de atractivo social la achacan al sistema, a quien señalan como el culpable de todos los males de la humanidad, así que lo intentan destruir.
  • Los tres grandes modelos de ingeniería social que el populismo utiliza: infiltrarse en las instituciones, formar extrañas alianzas por aquello de que los enemigos de mis enemigos son mis amigos, y facilitar la creación de una red clientelar.
  • En la foto de abajo se desarrolla una gran incongruencia. También podemos decir que se trata de una manifestación clara de la estupidez humana. O, también, podemos llamar vulgarmente tontas del culo a las dichas señoras. En Irán, en un país donde los homosexuales son perseguidos y castigados con grandes penas, donde la mujer tiene sus derechos sociales muy restringidos, y en donde las libertades están ausentes, se presenta el gobierno feminista de Suecia y sus integrantes desfilan con bochornosa y complaciente sonrisa de pleitesía delante del dirigente supremo iraní. Yo creo que, de habérselo pedido, habrían llegado al indignante extremo de vestirse con burka, caminar de rodillas y besar la mano del clérigo.

swedens-walk-of-shame-hi-red

12 comentarios en “Pensamientos y hechos

  1. Bueno, eso de que hay quien trabaja y quien vive de quien trabaja es tan antiguo como la especie. Unos regímenes son más dados a consentirlo (o a fomentarlo) y otros menos. “La democracia divide a los hombres en trabajadores y holgazanes. No está bien amueblada para quienes no tienen tiempo para trabajar”. La cita es de Karl Kraus. La dejo en original, por si algún lector no está de acuerdo con como suena por mí traducida: “Die Demokratie teilt die Menschen in Arbeiter und Faulenzer. Für solche, die keine Zeit zur Arbeit haben, ist sie nicht eingerichtet”. De malvados y tontos, ya lo advierte el Eclesiastés sin haber cosechado, hasta la presente, ningún éxito memorable: “Perversi difficile corriguntur / et stultorum infinitus est numerus” (I, 15). Predicar en el desierto vale sólo como válvula de escape, pues el desierto es eso: desierto.

    Me gusta

    • Lo que ha cambiado es la tipología del de brazos cruzados, hasta hace un ciento de años era la aristocracia y el terrateniente rural, y su número era reducido, los otros especímenes que no trabajaban claramente estaban incapacitados o no encontraban trabajo; ahora, sin embargo, las sociedades tecnológicas están divididas en dos partes, la de quienes les toca bregar cada día sin discusión, y la de quienes viven de regalías o parasitando a los demás (y además justifican la parasitación como un derecho poco menos que divino), y las dos mitades son semejantes en número. Por cierto, las traducciones se agradecen.

      Me gusta

    • Sí, en gran medida las crisis se cifran en el desequilibrio entre derechos y deberes. No puedo evitar comentarlo: hay un tipo de personas, muy cultas, que dominan el alemán y el latín; suelen ser antiguos jesuitas. No digo que sea su caso. De cualquier forma, es un placer intercambiar opiniones con este tipo de personas, entre ellas usted. Un saludo

      Me gusta

  2. Pues te equivocas en lo de siervo de Ignacio. He conocido, sí, a algunos y no me fio de ninguno. “Dominar” yo latín y alemán, ¡ qué más quisiera acercarme a entenderlos sin no pocas dudas! Para mí es también un placer leerte y corroborar lo mucho en que coincido contigo. Lo cual no me impide asegurar que, salvo sobre muy contadas personas, predicas en el desierto.

    Me gusta

  3. Mi realidad puede ser semejante a la tuya, pero no es igual. O cada uno lo ve con un cristal diferente. Salimos de un gobierno populista que nos dejó unos agujeros negros que nos está imposibilitando crecer y volvimos a otro más o menos parecido. Un estado obeso, que creó votos para que siguieran gobernando.El Poder Ejecutivo viaja y habla loas de nuestro país, y claro no sé si muchos lo creen. Son como las palabras en la película que ganó un Goya, Son dichas por un viejo que atentó contra la democracia, mato, robo, secuestró, y las consecuencias fueron once años de un golpe militar. Cambian la fechas de la historia, y se creen héroes, y lo peor nos quieren dar ejemplos de justicia.
    Dan dinero a los que viven en la calle, sin ninguna prestacion…Se llenan los umbrales. Es la red clientelar de la que hablas.
    Están igualando para abajo…es la ingeniería social.
    Si predicas en el desierto como te dicen, yo desde mi modesto espacio te acompaño….no te olvides que a nosotros lo que nos sobra es arena…
    Un fuerte abrazo..

    Me gusta

    • Gracias Stella, en cuanto a la red clientelar, sólo te diré que cuando a españa acudían cada año casi un millón de inmigrantes en busca de trabajo, y lo conseguían y rendían en él, en las listas del paro figuraban dos millones y medio de personas, un doce por ciento de la población trabajadora; cuando algo semejante ocurre en países del norte de Europa, aparecen como mucho un cuatro por ciento en el paro, que corresponde a trabajadores cambiando de empresa o en provisionalidad, así que, en resumidas cuentas, tenemos un 8 % de la población en edad de trabajar que se niega a conseguir un trabajo, espera que papá estado lo alimente sin ninguna prestación a cambio. Algunos partidos, buscando extender esa red en su provecho, hablan de dar a toda la población un salario de 700 euros, sin trabajar. ¡Ya me contarás quién va a tener afán en buscar trabajo, y de dónde van a sacar ese dinero!, pero la gente se cree todo lo que le cuentan. ¡Así nos va!

      Me gusta

  4. El problema de los progresistas es que odian tanto a la civilización que les da cobijo y tolera sus ocurrencias desquiciadas, que están dispuestos a rendir pleitesía a cualquiera que comparta con ellos, el deseo y la determinación de aniquilar a la civilización occidental.

    Tan buenas son las reflexiones que aportas en esta entrada, que no me atrevo siquiera a glosarlas. Saludos cordiales.

    Me gusta

    • Sí, los que comparten odio contra un enemigo común se presentan como amigos aunque su ideología sea radicalmente distinta (pero unos y otros tienen un elemento en común: son totalitarios y no respetan la democracia ni la libertad del individuo significa gran cosa para ellos). Un saludo cordial Yack

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s