Cayetana Álvarez de Toledo, ¿políticamente indeseable?

Como portavoz del Partido Popular (PP) en el Congreso de Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo desarboló con su verbo certero y ágil la imagen política de Pablo Iglesias Turrión, líder populista cuya declarada intención es la destrucción del sistema político español y a imposición de una dictadura comunista. El pago que recibió por ello del líder de su propio partido, Pablo Casado, fue su destitución de la portavocía que venía ejerciendo, y el arrinconamiento político.

La sombra de Caín es alargada y gravita demasiado a menudo sobre la política española. El líder del PSOE y presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, se rodea de descerebrados e inútiles para su propio realce. Pablo Casado, líder del PP, metafóricamente, escupe y aparta de un manotazo a la mente más preclara del panorama político español; a la mejor y más lúcida oradora del Parlamento. Los motivos de uno y otro son claros: los mediocres con poder tratan de evitar a toda costa que alguien cercano les haga sombra.

Uno puede entender que los políticos de la izquierda —con repugnancia notoria a todo cuanto huela a mérito o distinción— declaren a Cayetana persona non grata y la consideren enemiga mortal. Uno puede, también, entender que sus compañeros políticos del PP —preocupados esencialmente en tener el pesebre bien lleno— abjuren de ella, siguiendo instrucciones de su acobardado líder Casado. Sin embargo, ha sido una gran sorpresa para mí el comprobar que tampoco entre las gentes que no viven de la política tiene Cayetana mucho predicamento. Creo entender el porqué.

Tiene que ver con el cúmulo de ideas y valores asociados al concepto Ilustración. La Ilustración germinó en Escocia, Inglaterra y los Países Bajos, y tuvo un punto álgido en el limen de la Revolución francesa. Por sintetizar, diré que significa el triunfo de la razón sobre el dogma. Cayetana es, en todo el amplio sentido del término, una mujer ilustrada; digo más: Cayetana simboliza hoy, como ningún otro,  la Ilustración. Pero tal dignidad es hoy en día un pecado grave.

Ahora que la ONU y otros organismos han creado la Iglesia del Cambio Climático —con su muy activa Inquisición—; ahora que han vuelto la caza de brujas, los dogmas, las santidades con pereza mental al modo de  Greta Thunberg; ahora que vuelven los tiempos oscuros y tenebrosos, que todo es engaño y ocultación; ahora que la gente rinde vasallaje a cualquier memez si viene sentimentalmente repleta…; ahora, digo, la distinción, la cultura, la inteligencia, la valentía de Cayetana en defensa de la nación española y de sus valores constitucionales, es una total afrenta para todas esas huestes que esperan temerosos un apocalipsis climático, y, esperanzados, un nuevo orden mundial. Todas esas huestes que rechazan por malvado todo cuanto signifique verdad, sentido común y razón.

Cayetana Álvarez de Toledo arrastra consigo la mácula de ser excelsa en su argumentación, y eso la envidia no lo perdona. Cayetana lleva dentro de su pecho el signo de la Ilustración, y eso no lo perdonan los defensores de la barbarie y el dogma. Cayetana es valiente e inteligente, y eso es un desmérito para los cobardes y los mediocres. Por todas estas razones es repudiada por las masas.

Aunque, si uno lo piensa bien, lo sobresaliente siempre ha sido excepción y la envidia siempre ha sido compañera de la mediocridad. Si uno lo piensa bien, la Ilustración no ha penetrado nunca en el corazón de las gentes, que prefieren la seguridad del dogma y la emotividad como valor. Al fin y al cabo, la razón es de manejo arduo, mientras que el pensamiento mágico surge de la espontaneidad. Al fin y al cabo la democracia es solo una rara anomalía histórica, así que vuelven a su lugar de siempre las inquisiciones, las dictaduras y los dogmas. Ahora la Ilustración y sus símbolos son «fascistas».

2 comentarios en “Cayetana Álvarez de Toledo, ¿políticamente indeseable?

  1. Te cuento:
    En el diario El País de Uruguay de fecha 10 de diciembre; hay una página completa sobre la visita de Pablo Casado a Montevideo.
    Sus declaraciones, resumiendo lo dicho en el titular de la misma » No se negocia con dictadores, sean de la ideología que sea »
    Plantea que haya sanciones en Europa, para todos los gerifaltes chavistas que están espoliando las riquezas venezolanas, para llevárselas a Europa, para comprar activos financieros, para comprar edificios enteros en Madrid, y para llevar a ricas universidades a sus hijos, mientras hay asesinatos, cientos de presos políticos, y violaciones terroríficas en las cárceles . En cuanto a Cuba lo mismo »
    En cuanto a Nicaragua ha sido una cosa grotesca….»
    No comprendo en su totalidad, el porqué, de la contraria a Cayetana..

    No se puede pedir absolutamente nada, si se vota a un militar golpista, en un convulcionado país y luego hereda el mando porque sí, un camionero ignorante, que habla con los pajaritos…

    Según cifras oficiales de Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para migrantes y refugiados de Venezuela, a febrero de 2021, un total de 14.926 ciudadanos venezolanos se han establecido en nuestro país. Nosotros no llegamos a los 3.000.500 habitantes, pongo esta cifra para que puedas comparar..

    Un fuerte abrazo…..

    Le gusta a 1 persona

    • Tanto en algunos países como Venezuela o Cuba o Bolivia, como en España, es la izquierda la que está espoliando las riquezas y llevando a sus naciones a la miseria. Pero no los meros votantes de izquierda, sino dirigentes a los que solo el dinero y el poder les interesa. Aquí se dice que Pedro Sánchez, presidente del gobierno, sería capaz de liquidar a medio país para gobernar a su antojo sobre el otro medio. Aun operando como auténticas mafias –o quizás por eso– han conseguido imponer a la población su supremacía moral y utilizar una Inquisición, que no envidia nada a la Santa Inquisición, contra todo discrepante de sus ideas. Lo sorprendente es que la derecha política de Pablo Casado ha desistido de combatirles, se ha rendido a la ideología izquierdista y su programa político no desentona del programa de ellos. Sin embargo, Cayetana Álvarez de Toledo (nacida en Argentina, educada en Inglaterra, de padres franceses y, por vocación, española) les ha salido respondona, y con sus grandes dotes es el azote del populismo en España, lo cual enfurece a Pablo Casado, que quiere convertirse en el jefe mafioso de la derecha, pues le hace sombra además de decir verdades como puños, lo cual es hoy en día el delito más grave.
      Un abrazo

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s